Rodillo Facial de Jade Verde Pequeño

8.00

Rodillo Pequeño de Jade Verde

Disponibilidad: Solo quedan 1 disponibles

Los rodillos faciales de jade han existido desde hace siglos, hay evidencia de ellos en la China del siglo VII, donde se creía que la piedra tenía propiedades curativas y protectoras.

Las emperatrices y emperadores chinos fueron los primeros en usarlo para suavizar las líneas finas y las arrugas y para promover una tez más brillante.  Solo los emperadores y emperatrices podían permitirse usarlo.

¿Para qué sirven los rodillos Faciales?

  • Propicia una mejor circulación sanguínea en la zona tratada para un brillo natural y saludable.
  • Proporciona un masaje revitalizador que ayuda a reducir la hinchazón, las bolsas de ojos y las ojeras alrededor de los ojos.
  • Favorece el drenaje linfático de las zonas masajeadas.
  • Elimina arrugas de nuestra piel.
  • Refresca la dermis y estimula la producción de colágeno.
  • Ayuda a mantener nuestra piel firme ante el paso de los años.
  • Alivia la tensión facial.
  • Mejora la elasticidad de la piel y tonifica la piel.
  • Ayuda a penetrar en la piel los productos de bellezas.

 

El masaje (paso a paso)

1- Cuello: siempre de manera ascendente.

2-Mentón: desde la barbilla hacia los extremos.

3- Pómulos: desde el surco nasogeniano a la sien, de manera ascendente y oblicua.

4-  Contorno de ojos: en dirección ascendente, realizando fricciones cortas en las zonas de arrugas.

5- Frente: en dirección ascendente desde la ceja al nacimiento del cabello y de dentro hacia afuera. Con fricciones cortas y profundas (verticales y horizontales) sobre las arrugas.
Lo mejor es masajear durante cinco minutos el rostro después de utilizar la crema hidratante o el sérum. También se puede guardar rodillo en la nevera hasta el día siguiente o en hielo. El frió contribuye a la desinflamación.
Utiliza el rodillo tres veces a la semana para reducir líneas y arrugas.
El mantenimiento de estas piezas es muy sencillo y tan sólo mantener limpios los bordes y la piedra. Estos se pueden limpiar con agua tibia o alcohol.